Skip to content
 

Enquisas

Para superar a crise...
 
¡Rebeliones Alimentarias! PDF Imprimir Correo-e

acover_mock-up_for_sell_sheet.jpgLa crisis alimentaria non es un fenómeno natural. En este libro, de Eric Holt-Giménez,Raj Patel y Annie Shattuck, se analizan las causas de la crisis alimentaria, en el contexto de la economía política de producción capitalista industrial dominada por pocas corporaciones. Una reseña de Leonor Hurtado.

 

acover_mock-up_for_sell_sheet.jpgActualmente más de un billón de personas sufre hambre en el planeta, jamás en la historia ha habido tanta hambre en el mundo. ¿Por qué sucede cuando se producen cosechas récord? ¿Por qué menos de una decena de corporaciones se enriquece como nunca antes? En el libro, la organización no gubernamental, Food First, Instituto sobre Políticas de Alimentación y Desarrollo, cuenta la historia detrás de la crisis alimentaria global y documenta acciones de los movimientos de base para resistir y superar el hambre que se desarrollan en todo el mundo. También denuncia que las Instituciones Financieras Internacionales tratan de imponer las mismas medidas que han fracasado y contribuido a provocar la crisis como: el libre comercio, la biotecnología y la agricultura industrial; pretendiendo que con repetir lo mismo es posible obtener algo diferente.

En el 2006 hubo un significativo aumento de los precios de los alimentos que afectó profundamente a los países del Sur. Existen alimentos suficientes pero sus precios son tan altos que la gente media ya no puede comprar como antes y la gente pobre no puede comprar. Ante esta emergencia el Programa Mundial de Alimentos no tuvo la capacidad de responder, pues no cuenta con recursos suficientes y a pesar de las importantes reuniones realizadas, los donantes no aportan lo necesario. En los países del Norte, la crisis se inició como un colapso financiero que desplomó a la economía real y la crisis alimentaria también les ha llegado.

El precio de los alimentos importados por los países en vías de desarrollo del 2000 al 2008 se ha triplicado. Lo cual ha provocado reacciones violentas en la población afectada, protestando por los precios inaccesibles. En más de 30 países en todo el mundo, entre ellos: Bangladesh, Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Egipto, Guinea, India, Indonesia, Mauritania, México, Marruecos, Mozambique, Senegal, Somalia, Uzbekistán y Yemen, ha habido manifestaciones violentas entre 2007 y 2008, decenas de personas han muerto en las manifestaciones. Destacan las rebeliones en Haití donde el 80% de la población vive en condiciones de pobreza.

La crisis alimentaria no es un fenómeno natural. En el libro se analizan las causas del hambre y de la crisis de los precios de los alimentos, en el contexto de la economía política de producción capitalista industrial dominada por pocas corporaciones, cuyo único objetivo es obtener ganancias, sin importar provocar hambre y muerte. Otros factores que contribuyen a la crisis son la Revolución Verde promovida por filantro-capitalistas en alianza con las corporaciones, la agricultura dedicada a la exportación y la concentración de la tierra en pocas manos, el ajuste estructural impuesto por las Instituciones Financieras Internacionales, las semillas genéticamente modificadas y el paquete tecnológico que las acompaña, la producción de agrocombustibles y la especulación. Se observa una economía enferma, creada por intereses mezquinos y ambiciosos, incapaz de alimentar a la población mundial, economía que provoca mayores diferencias e injusticia social.

En el libro también se presentan experiencias positivas de pequeños productores, comunidades campesinas, naciones campesinas y cooperativas, que muestran alternativas efectivas para afrontar la crisis alimentaria. Estos ejemplos demuestran que existen modos de producción agrícola alternativos y sustentables que permiten producir suficientes alimentos, en armonía con el ambiente. Existen amplias iniciativas como las respaldadas por la Vía Campesina, movimientos masivos como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) brasileño, se desarrollan proyectos locales comunitarios en todo el mundo. En el Norte hay movimientos de pequeños productores, de productores orgánicos y de miembros de movimientos contra organismos genéticamente modificados, contra hipermercados y a favor del comercio justo, también se ha desarrollado la agricultura urbana de pequeña escala. A través de estas experiencias se aprende que es  indispensable unir la organización económica, la tecnología, la equidad, la sostenibilidad y la democracia. Es evidente que existen alternativas para superar la crisis, lo que falta es la voluntad política por parte de los gobiernos, la industria y el sistema financiero para apoyar estas iniciativas.

El libro presenta como la única posibilidad viable y real, construir la soberanía alimentaria de los pueblos, definida en 1996 por Vía Campesina-organización internacional de campesinos, pastores y pescadores-, como el derecho de todas las personas a una alimentación saludable, culturalmente apropiada y producida sustentablemente, además del derecho de las comunidades de decidir sobre sus propios sistemas agrícolas y alimentarios.  Este llamado permite visualizar que la alimentación soberana está unida a la lucha por la reforma agraria, el control de los recursos locales, el establecimiento de mercados justos, la construcción de sistemas alimentarios comunitarios y por una agricultura sostenible.

Miguel d'Escoto Brockmann, Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas número 63 comenta sobre el libro: "El hambre es un escándalo mundial. ¡Podría llamarlo una estructura global de pecado! Reivindicando que resolverán la crisis del hambre con las soluciones de la era industrial, las corporaciones mundiales en realidad sólo estructuran el mundo para que haya más hambre, pobreza y miseria. ¡Rebeliones alimentarias! brinda un análisis claro, documentado y mordaz que desafía a los poderes existentes. Provee soluciones apropiadas a nuestra era ecológica y a una nueva era de democracia alimentaria y soberanía alimentaria. Refleja la visión de las personas más afectadas por la crisis alimentaria. Respaldo este libro fuertemente y espero que sea leído ampliamente.  Considero aún más importante que este libro reciba apoyo de las naciones del mundo que sufren del hambre y la pobreza. El libro brinda testimonios de las personas que sufren el hambre y la pobreza directamente, quienes tienen el derecho a ser escuchadas".

El libro ¡Rebeliones Alimentarias! La Crisis y el Hambre por la Justicia! consta de dos partes: 1ª. La Verdadera Historia detrás de la Crisis Alimentaria Mundial, en la cual se documentan y analizan las causas originarias de la crisis, la 2ª. ¿Qué podemos hacer al respecto?, presenta experiencias positivas desarrolladas en diferentes países y comunidades del mundo. El libro será publicado próximamente en castellano por la Editorial El Viejo Topo .

Leonor Hurtado


 
< Ant.   Seg. >