Skip to content
 

Enquisas

Para superar a crise...
 
Citas de Pedro Prieto, Antonio Estevan e Germanwatch. PDF Imprimir Correo-e

Citas dunha entrevista con Pedro Prieto, vicepresidente do comité organizador da conferencia de ASPO en Barcelona, do recentemente falecido Antonio Estevan, e de Christoph Balls, da ONG Germanwatch.

-También tú has recordado que se atribuye a Kenneth Defeyyes, profesor emérito de la Universidad de Princeton y discípulo de M. King Hubbert, el padre de la teoría del cenit de la producción mundial del petróleo, la idea de que la llegada al cenit se suele ver siempre desde el espejo retrovisor. ¿Qué significa esa metáfora automovilística?

Pues exactamente que el fenómeno no se suele ver o querer ver hasta que no queda más remedio que reconocer la caída del flujo del petróleo, años después de que las contabilidades tengan que dar cuenta necesariamente de este hecho. Así pasó con M. King Hubbert en 1956, cuando advirtió que al ritmo de extracción de petróleo en los EE. UU. éste país llegaría al cenit en 1971. Aquello provocó un aluvión de carcajadas despectivas y condescendientes para con Hubbert. En aquellos momentos, el país vivía inundado en petróleo barato, ligero y de fácil extracción y James Dean se bañaba en él y se hacía millonario en las escenas de la película "Gigante". Pero en 1971, los EE. UU. llegaron al cenit. El Reino Unido pasó de ser exportador a importador de petróleo, con lo que descubrió y explotó en el Mar del Norte. Su producción comenzó a declinar en el año 2000 y a nadie pareció preocuparle este hecho trascendente. Indonesia siguen en la OPEP por inercia, porque ya es país importador de petróleo. Y los medios dominantes siguen callando o poniendo sordina a estas señales alarmantes y preocupantes para algunos de nosotros.

A veces uno se pregunta si el ser humano tiene más capacidad de reacción, previsión y análisis para evitar entrar en hecatombes, utilizando el raciocinio y corrigiendo su propio rumbo más que una bacteria de las que transforman el mosto en vino hasta que agotan los azúcares. El hombre parece tener una constatable dificultad para entender la función exponencial, en palabras de Al Bartlett, profesor emérito de la Universidad de Colorado.

Curiosamente, si una bacteria láctea se multiplica de forma fulgurante y exponencial (2, 4, 8, 16, 32, etc.), pongamos a cada hora, en un sustrato de un volumen limitado y definido, las primeras multiplicaciones tardan muchísimas horas o días en producirse. Pero la última multiplicación, cuando todavía queda la mitad del alimento de las bacterias en el recipiente, se produce en apenas una hora. Esta claro que las bacterias no tienen capacidad de reacción contra este fenómeno que les lleva a la muerte súbita por consunción de su soporte. Y está por ver si el hombre tiene esa capacidad de reacción, con este producto singular que es el petróleo, del que ahora vive y con el que transporta más del 90% de sus bienes y realiza más del 90% de sus servicios. Hasta ahora y con el consumo de petróleo, solo se ha reconocido en los países llamados "post cenit" países cuando han pasado varios años disminuyendo su producción. Si se hace lo mismo sólo después de que el mundo lleve varios años cayendo por la ladera de esa fatídica cumbre, ya será demasiado tarde para reaccionar.

Entrevista de Salvador López Arnal a Pedro Prieto, vicepresidente do comité organizador da conferencia internacional da Asociación para o Estudo do Cénit do Petróleo (ASPO) celebrada en Outubro pasado en Barcelona. Publicada en Rebelión (29 Setembro 2008).

 

Quizá llegue un momento en que lo más práctico sea aplicar en todo su alcance la transparencia informativa característica de las democracias occidentales, explicando a los electores del primer mundo las cosas tal como son: o quedarse sin carburante y pagar lo poco que quede  a precio de oro, o poner la agricultura del planeta al servicio del automóvil, aunque ello pueda situar en riesgo de inanición a ciertas poblaciones lejanas que siempre han sido incapaces de desarrollarse, y provocar también una fuerte elevación de los precios de los alimentos en los propios países desarrollados. ¿Sería posible que la mayoría social aceptara semejante trato?.

¿Por qué no? Al fin y al cabo, ha pasado ya casi medio siglo desde que el ingeniero escocés Colin Buchanan lanzara la primera advertencia sobre los riesgos de la expansión incontrolada del automóvil señalando que "estamos alimentando, a costes inmensos, un monstruo de gran potencial destructivo, al que sin embargo amamos tiernamente". Ese monstruo, en efecto, ha crecido y se ha venido cobrando inmensos tributos: le hemos sacrificado la habitabilidad de nuestras ciudades, la integridad de nuestro territorio y la calidad de nuestro aire, y le entregamos cada año cientos de miles de vidas humanas y millones de heridos por la violencia vial. Pero su última imposición es todavía más cruel. Ahora nos exige, mostrándonos en la televisión una imagen más seductora que nunca, que le entreguemos también nuestra comida. Y probablemente estamos dispuestos a hacerlo".

Antonio Estevan. Último acto: el coche devora el planeta. Biocombustibles, la agricultura al servicio del automóvil. El Ecologista nº 56 , primavera 2008.

 

 

Continuaremos co noso experimento incontrolado e a grande escala co noso planeta?. As tendencias actuais suxeren iso: entre 2000 e 2004 as emisións [de gases de efecto invernadoiro] aumentaron case tres veces máis rápido que entre 1990 e 1999. Estamos avanzando cara a un apartheid climático: un estilo de vida alto en emisións mantense como prerrogativa das nacións desenvolvidas e das elites das nacións en desenvolvemento. "Se os chineses vivisen como nós, unha catástrofe climática sería inevitábel", é o temor frecuentemente expresado.Nós non estamos dispostos a mudar o noso modo de vida e de produción, mais eles non poden seguir a mesma vía para o desenvolvemento seguida por nós. Baixo un escenario así, os EEUU poderían decidir reducir á metade as súas emisións en 2050: as súas emisións por habitante serían polo menos cinco veces maiores que as emisións globais per cápita necesarias para limitar o aumento da temperatura media global a 2ºC. Para compensar estas emisións extras, outros deberían ver limitadas as súas emisións per cápita a un nivel moito menor.

 Christoph Balls, Germanwatch. Hotspot 49 , xuño 2008. Boletín de Climate Action Network Europe .

 

 

 
< Ant.

Blog do Consello de Redacción

Elaborado polo Consello de Redaccion de Cos Pes na Terra.  Visítao!